jueves, 21 de mayo de 2015

Tarta fácil de albaricoque y almendra


Buenos días!!!

Os imaginais " la nada"? Nooooo? Eso es que no probasteis estos fantasticos albaricoques españoles que compré el otro día casi a precio de jamon ibérico...Preciosos, perfectos, os juro que hasta olían a albaricoques... con lo que le gustan "ar marío"no me podía resistir...

Planchazo total!!! No sabían a NADAAAAAA, diossss que rabia... los tiro a la basura? Ni de coña, aquí no se tira nada y menos a estos precios

Así que venga, tartita rápida al canto, con almendra y el ingrediente "secreto" que le hacía falta para aportar sabor... huy me acabo de acordar que hay que renovar la licencia de alcohol jajajaja, que noooo,  que la botella cunde mucho, creo que me da para unas cuantas preparaciones mas ;)

La tarta fue un acierto, tanto que a partir de ahora voy a buscar frutas insipidas ( aquí, eso es fácil) para prepararla otra vez, ah y los albaricoques al horno están de morirse

Probadla que os va a encantar, os parto un trocín?

Buen finde a todos!!!

INGREDIENTES
  • 80 gr de almendra molida
  • 200 gr de nata
  • 70 gr de azucar
  • 1 huevo
  • 5 albaricoques
  • 1 chorro de Cointreau o de Grand Marnier (opcional), aprox 30 ml
  • 1 lamina de masa quebrada o de hojaldre comprada. Yo preparé masa brisé
PREPARACION
  1. Precalentar el horno a 170º
  2. Colocar en un molde  la masa brisé .
  3. Pinchar la superficie con un tenedor y cubrir con papel de aluminio o de horno y poner encima unas legumbres secas para que pese un poco y no se levante la masa al hornearla
  4. Hornear 10 minutos. Retirar el papel y los garbanzos y hornear unos 5 minutos para que se termine de "secar". No se tiene que dorar
  5. Partir los albaricoques a la mitad , sin pelar. Reservar
  6. Mezclar todos los ingredientes de la crema con un tenedor o una batidora, para que se deshaga el azúcar y verter sobre la masa ya horneada. Si es con Thermomix 30 segundos Velocidad 5
  7. Colocar encima los albaricoques. Si son muy ácidos podeis espolvorearlos un poco con azúcar
  8. Hornear unos 40 minutos hasta que la crema esté cuajada y un poco dorada
  9. Si quereis que tenga brillo podeis diluir un poco mermelada de albaricoque y pincelarla ligeramente. Yo no le puse
  10. Servir templada o fría



17 comentarios :

  1. Desde luego .. la que está sacando petroleo de allí de verdad eres tu...reina!! vaya peaso tarta rica que te has sacao de la chistera..oye...y lo mona que queda asi motea , si me puedo hacer hasta unos "sarsillos" con ella...jaja..desde luego que estará rica de verdad, pero a mi .. a parte de lo que te han cobrao que algún dia lo podrias soltar porque me corroe la curisiodad...lo que me mosquea es la otra tartita que asoma la patita por el horno .. que se ta visto el plumero ..jeje...esa tambien tiene una pintaca que no veas...ay que ver como te cuidas guapaaaaa..!!jaja
    Enga, un besito que voy a ponerme los rulos al sitio que llego tarde
    pero antes...voy a ver que me ofrece tu representante de moviles que está de un buenorrooo..
    joer, en mis laterales no salen tios tan guaposs!!!

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado una tarta maravillosa, que pintaza, me encantan las tartas con frutas y está se lleva la palma, que rica por dios, guarda mi trocito que voy a por el en un pis jeje....Bess

    ResponderEliminar
  3. Vaya pues veo que tu sacas de donde no hay, vaya manera de darle nueva vida a esos albaricoques preciosos, pero que te engañaron con el sabor así debe de estar irresistible jeje.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡Menudo chasco lo de los albaricoques! Nada me da más rabia que comprar fruta a precio de oro y que no sepa a nada ¡uf! es que me pone de muy mal humor.

    Menos mal que supieste encontrarle un buen uso y al final los albaricoques os supieron a gloria. Me guardo tu receta, que el verano pasado ya hice alguna tarta con albaricoques y este no van a faltar

    ¡Feliz y dulce finde!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Oh, oh, ohhhhhhhh!! ¡¡Estoy dando saltos de alegría de placer visual!! ¿Y esta tarta no la he hecho yo? Ah, no, ¡¡que es tuya!! ¡¡Pues ya estoy tardando en hacerla!! ¡¡Qué pintaza!! ¡¡Es una monada de tarta, me he enamorado de ella!! (de verdad de la buena).
    Yo compré unos melocotones el lunes y no me los quería llevar porque no suelo comprar la primera fruta que viene sin ser todavía temporada plena, pero la de la frutería me insistió (también estaban bien de precio), y me parece que mis melocotones saben como tus albaricoques. Aunque eran asequibles, realmente me salieron caros, ¡¡joer, qué sosos!! Voy a tener que cambiar la versión de tu tarta por melocotones. Y ya sé que no es el caso de donde tú vives, pero aquí en España, la fruta no siempre sabe a fruta tampoco, y eso que yo compro en una frutería local que el género no está mal y muchas veces traen la fruta los propios agricultores del pueblo, pero esto ya no es lo que era. Así que al final la fruta ya no vamos a recordar como sabía de verdad y nos la vamos a terminar comiendo en mermeladas o en tartas. De todas formas, hoy no me llevo el tupper, ¡¡me llevo la tarta entera!! Besitos.

    ResponderEliminar
  6. La lecheeeee, después del paseo tan largo que se han dado los albaricoques, podían haber estado ricos por lo menos ¿no?
    A mí no me sale el buenorro que ve la rulos, me sale un político local jaja que sex apel tiene poco jajaja . . . ya sabes que aquí el Domingo hay elecciones.
    Bueno, a lo que iba, que muchas veces aquí también pasa igual. Compras alguna fruta de la peni y oye, ni que viniera el tío a traertela en mano con el precio que te cobran y al final te quedas con cara de chupar limones y preguntándote ¿y éstoquééeeeessss?
    El año pasado para hacer la coca, tampoco sabían nada los albaricoques, pero qué sorpresa cuando la probé porque al horno la verdad es que ganan mucho, en textura y sabor son una delicia.
    Bueno, pues me imagino que para la semana que viene rellenaremos los wanton ¿no? aquí estoy esperando señorita wendolin que ya no me muevo y el tupper lo puedes mandar con la tarta, si tus fieras han dejado algo...que lo dudo.
    Besotes regordos mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  7. Pues por lo menos los has aprovechado en esta rica tarta. No creas que eres tu hay sola la que no le saben a nada los albaricoques, que los de aqui, son de bonitos y huelen también, que los compras con unas ganas, porque estamos hasta el moño de naranjas y manzanas. Pero....., luego llegas a casa y vas a comerlos y vaya asco, no saben a nada y por supuestisimo nadie quiere la fruta, Hay que tirar del cuaderno de recetas a ver que hacemos con ellas. Tu tarta me la apunto, que creo que me vendrá de perlas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  8. No-me-lo-puedo-creer!!!!!!! Pero tú me lees la cocotera? jajajaja Ayer pasaba de largo por la frutería y, de repente, veo unos albaricoques... ¡¡con una pinta!! Casi babeo encima! Lo primero que pensé: peaaaaaazo de Bourdaloue de albaricoques (que estoy de comer peras un poco hartita ya) que va a caer! Y ahí los tengo, esperando al sábado (que es Eurovisión y yo aquí monto jolgorio). Entonces entro en tu blog y veo lo que veo! jajajaja ¡Al final hasta te vino bien que fueran insulsos! Esto sí que es un éxito veraniego y no lo de Georgie Dann . Y sí, la tuya no tiene nombre franchute pero lo que tiene ya es un club de fans oficial. ¡Con lo que me gusta el albaricoque! Te la copio enterita porque aquí no ha llegado el mensajero del tupper (que debe ser como el butanero de antaño, que si vivías en un quinto sin ascensor no te subía las bombonas) y porque hay que enredar menos que con la Bourdaloue (y yo lo agradezco desde todos los ángulos). Un besazo grande! (sigo alucinando)

    ResponderEliminar
  9. No hay fruta mala que tu no transformes en una fruta rica. Aquí vemos el ejemplo y por lo que cuentas quedaron de cine. Lo siento por el gasto que hicíste ¿ahí no te dan una pieza para probar? pues aquí a veces, que no está el horno para bollos y por tanto cada vez la gente regala menos, claro que pensándolo mejor, si pruebas no compras ¡al menos estos albaricoques! y eso no le trae cuenta al frutero. Besos wapis.

    ResponderEliminar
  10. Qué pintaza!!! Muy atrevida a comprar los primeros albaricoques de la temporada a precio Chanel, pero todo sea por darle gusto al marido.
    Supiste improvisar y te quedó una tarta deliciosa, con ese toque de licorcito. Muy rico!!

    ResponderEliminar
  11. No hay fruta insulsa que no alegre un poquito de "toque secreto", a mi Teresita le da su puntito de locura el gin tonic y a tus albaricoques el cuantró, si es que al final...todo va a ser cuestión de echarle un poquito de licorcillo a lo insulso de la vida...por cierto la tarta será facil pero es purito diseño, dan ganas de ponerle una cadena y llevarla de colgante al cuello pa la temporada primavera-verano 2015. Me la llevo...porque hoy he comprado unos bonitos albaricoques a precio asequible,eso sí, pero...y si me salen "sosos" como los tuyos? pues...ya tengo la solución que de licorcillos ando bien servida. Por cierto a mi no me sale ni el tio buenorro de la rulitos ni el politico de la Nuria...será por la cosa del bloqueo. Un abrazo gordo y con mucho, mucho sabor...

    ResponderEliminar
  12. Vaya receta........esto es una maravilla para todos los sentidos......que pena que el olfato de esa tarta no me llega.
    Una maravillosa receta ,me la quedo,pues últimamente ,lo que te ha pasado,suele ocurrir más de una vez
    Feliz fin de semana.......Besitos

    ResponderEliminar
  13. Diosss, eso si que tiene que tocarte los c..ones, no? Encima a precio de oro, supongo que tanto como el alcohol que tampoco tiene que ser fácil conseguirlo por allá. Te entiendo perfectamente, encontrar algo que te devuelve a tu tierra y que sea un fiasco es un horror, pero hija, la tarta está para comersela enterita, me encanta la pinta que tiene y por lo menos has encontrado el plan B que no es lo de menos porque si encima se echan a perder en la nevera ya te dan ganas de liarte a albaricocazos con el primero que te los nombre, jajaja. La tarta divina, eso es lo que cuenta.
    Un beso niña, que tengas un buen finde!

    ResponderEliminar
  14. Pasa a menudo con la fruta, una vista estupenda y cuando pruebas puaffff, con lo cara que está!! Pero mira , tú les sacas todo el partido y así a disfrutarla igualmente, esta tartita es una delicia, vaya color y qu´sabor tan rico a de tenr!! Un beso

    ResponderEliminar
  15. La foto de la tarta en el horno me fascina !!! Quieres que te diga más..pues si está deliciosa y apetecible a rabiar, que sugerencia nos traes hoy más rica. Bss.

    ResponderEliminar
  16. Al natural no estarían muy ricos, pero en la tarta se ven de lo más apetecibles, la tarta te ha quedado estupenda, tiene una pinta de estar deliciosa, que bien aprovechas los productos, tu si que sabes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hola!!! madre mía me encantan los albaricoques!!! qué maravilla de tarta!!!! te ha quedado espectacular, y la masa brisa te ha quedado perfecta, me comería un buen trozo de esta delicia, bueno mejor dicho me la comería entera, se ve deliciosa!! Besotes

    Elena

    ResponderEliminar

Este es el libro de recetas que quería escribir a mis hijas, como no encontré un formato que me gustara me decidí por iniciar este blog, en él iré preparando y fotografiando comidas del día a día.
Espero que les sirva en un futuro no tan lejano y que vosotros disfruteis preparandolas tanto como yo.
Lo del nombre del blog... bueno, hay quien necesita pastillas para relajarse, yo me relajo cocinando y además ahora dispongo de casi todo el tiempo del mundo para hacerlo

Tus comentarios son siempre leídos y agradecidos y si tienes alguna duda te contestaré lo antes que pueda.

No participo en cadenas de premios pero te agradezco enormemente que hayas pensado en mi blog

Muchísimas gracias por tu visita. Besos
Inma